lunes, 6 de octubre de 2008

Verdades del entrenamiento abdominal

http://www.vitonica.com

El entrenamiento abdominal está rodeado de creencias falsas y verdaderas que debemos dilucidar si realmente queremos obtener buenos resultados, mediante una ejercitación segura y eficaz. Por ello, desde Vitónica ya hemos desmentido muchos mitos y ahora, es momento de enunciar las verdades acerca de los abdominales.

A continuación te mostramos algunas verdades acerca de este grupo muscular, así como la importancia de su entrenamiento y las cuestiones verídicas al respecto, las cuales nos ayudarán a ejercitarnos sin riesgos y obtener mejores resultados.

  • Los músculos del abdomen brindan soporte a la espalda por lo que su entrenamiento reduce el riesgo de lesiones y dolores, debido a que mejora la postura corporal.

  • Los abdominales se utilizan en múltiples actividades cotidianas, por ello, su fortalecimiento permite que todas las tareas se realicen con mayor facilidad.

  • Todos podemos entrenar los abdominales si tenemos los cuidados necesarios de la mano de un entrenador calificado.

  • Así como el músculo no se convierte en grasa, la grasa no se transforma en músculo, por ello, para eliminar la barriga debemos realizar ejercicios aeróbicos que quemen la grasa y permitan que la tonificación se haga visible en el abdomen.

  • Las personas obesas pueden y deben ejercitar sus abdominales para brindar mayor estabilidad a la columna lumbar, pero no deben olvidar el trabajo aeróbico para quemar las grasas del cuerpo y así, obtener resultados notables.

  • Incrementar el número de repeticiones así como la velocidad de las mismas no recae en grandes resultados, sino que la clave está en concentrarse en lo movimientos, contraer los músculos y realizar el ejercicio lentamente, pues como hemos dicho muchas veces, la calidad da más frutos que la cantidad.

  • La alimentación incide notablemente sobre la zona abdominal por ello, llevar una dieta saludable baja en grasas saturadas, calorías innecesarias y azúcares simples será de gran ayuda para que los abdominales se hagan visibles.

  • Los músculos abdominales trabajan en sinergia, es decir, los ejercicios involucran necesariamente todos los músculos, por ello, se debe hacer énfasis en una zona determinada para trabajar ese músculo en concreto.

  • El orden es importante, ya que el músculo más débil debería ser el primero en ejercitarse. Por eso, siempre conviene comenzar por la parte inferior del recto abdominal, seguir por los oblicuos y culminar con la zona superior del recto abdominal.

  • La confusión muscular mediante modificaciones en los ángulos y posiciones, así como también cambiando los ejercicios suele implicar un mayor esfuerzo para los músculos, por lo que genera un progresión en su desarrollo.

  • Siempre se debe trabajar la zona lumbar cuando se ejercitan los abdominales para no caer en descompensaciones musculares que pueden ser el origen de una lesión.

  • Como todo músculo, requiere de un tiempo de descanso adecuado para propiciar su desarrollo muscular mediante la correcta recuperación.

  • Las embarazadas también resultan beneficiadas al ejercitar su zona abdominal, ya que favorece su postura y fortalece la musculatura que contribuye con el momento del parto.


Sin duda, como sucede con los falsos mitos, el entrenamiento abdominal está lleno de premisas verdaderas que debemos conocer para propiciar su desarrollo y así, no sólo contribuir con una mejor forma del cuerpo que luce atractiva estéticamente, sino también, beneficiar la salud.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Me parece importante esto y de ahí me surge una duda. Y es que a mi papá el cardiólogo lo envió a hacer abdominales, sin ningún tipo de otro ejercicio, sólo eso. Pero me preocupa que se lesione la espalda u otra parte, porque él no sabe hacerlos y tiene un abdomen muy prominente. ¿Podría ayudarme a saber si mi duda es irracional o si tiene algún sentido?

Cramazou dijo...

Bien, encantado de ayudarte anónimo. Lo más importante a la hora de hacer abdominales es tener una buena fijación en la columna para evitar lesiones, bien, para ello, siempre debemos de tener la barriga hacia dentro. Es dedir, debemos intentar meter la barriga hacia dentro, aunque a su padre no se le note por el volumen que posee. Con esto estamos deslordotizando la columna lumbar, es decir estamos estabilizando la espalda, para ello debemos tener la espalda a nivel lumbar totalmente pegada al suelo. otra de las premisas es espirar en la fase de ascenso y coger aire cuando volvemos al suelo. Y por últimos deberemos tener los esfínteres contraidos, tanto el anal como el que nos controla las ganas de orinar. Bien con estas tres premisas, a saber: deslordotizar la columna lumbar, inspirar-espirar y controlar los esfínteres. Todo no lo puedes sistematizar un mismo día, por ello, iremos metiendo premisas hasta que nos salgan solas, sin tener que pensarlos. un saludo

Coméntaselo a un amigo.